Capítulo 1: El comienzo.

Así es como comienza tu mandato.


1. Introducción

Te llamas Amaro, te encuentras en el Palacio Imperial, la sede de tu gobierno. Aquí es dónde se reunirán los miembros de la Familia Imperial, los Altos Mandos de tus Ejércitos y Flotas y todo aquel al que invites cuando los convoques. Desde aquí diriges toda la Tierra. Has prometido que en cuanto tu Imperio se empiece a expandir, asignarás sus propios planetas a tus leales súbditos, dónde gobernarán en tu nombre. Ahora mismo, hay 12 generales bajo tu mando, cada uno asignado a un Ejército Imperial distinto. Pero, aún más arriba que ellos, y por ahora tu más fiel súbdito, el Generalísimo David, al mando de uno de esos 12 Ejércitos Imperiales, tiene el rango de general de todos los Ejércitos Imperiales. Es decir, en cuanto él quiera, si así se lo ordenas, puede tomar el mando de cualquier Ejército. También hay dos flotas Imperiales. Una de ellas es tu flota, la Flota del Emperador, y la otra, es la Flota Macarana, liderada por el Gran Almirante Adrián. Tu Flota es la más poderosa que hay, y hasta el momento sólo posees el control de la Tierra, ya que, entre tanta guerra, no ha habido tiempo para colonizar otros planetas, y eso que hace décadas disponíamos de la tecnología para hacerlo. Estamos en el año 1 del Calendario Imperial. Aunque todas las naciones se hayan rendido ante tu poder, aún quedan unos cuantos asuntos por zanjar... 

Gran Almirante Adrián.

Generalísimo David.

Reunión en el Palacio Imperial
Suma cosas del nodo: 999999 - [[999999]] - 0